¿Cuándo usar un oxímetro?

En este artículo de noticias te hablaremos de lo que cuándo se necesita un oxímetro, qué personas lo usan y en que situaciones debe utilizarse.

La oximetría es una forma sencilla, barata y no invasiva de medir los niveles de oxígenos en la sangre. antes de que se fabricaran los oxímetros, los médicos sólo podían percatarse de la falta de oxígeno en el paciente, cuando este se ponía morado.

Así que a pesar de su pequeño tamaño, fueron adoptados rápidamente por anestesiólogos desde su aparición en 1985, en todos los centros de salud y en la mayoría de los pacientes, sobre todo aquellos de cuidado pediátrico.

¿Quienes necesitan un oxímetro?

Los oximetros son utilizados generalmente en los tratamientos de neumonía y también pueden ser usados para prevenir la ceguera en los recién nacidos.

Todas las personas que están enfermas y requieren de hospitalización, se monitorean sus niveles de saturación de oxígeno a través de un oxímetro, que puede mostrar los primeros signos de un problema subyacente. Cualquier problema con los pulmones, el corazón y el flujo sanguíneo puede ser detectado a través del uso del oximetro.

En cualquier momento la saturación de los niveles de oxígeno puede disminuir rápidamente a diferencia de los niveles normales de una persona o por debajo del 90%; investigaciones y tratamientos correctivos son necesarios para determinar la causa y el tratamiento conforme sea necesario.

La oximetría se utiliza durante procesos quirúrgicos, especialmente en casos donde se involucra el trabajo de un anestesiólogo o algún otro médico que esté al pendiente de la salud del paciente. De igual forma el paciente será monitoreado después de la cirugía convirtiéndose en un aspecto rutinario de sus revisiones médicas.

Hay algunas de las condiciones donde el uso del oxímetro es totalmente adecuado:

  • Diagnóstico y cuidado de casos severos de obstrucción crónica pulmonar.
  • Clasificación de la gravedad de un ataque de asma.
  • Cuando la saturación del oxígeno está por debajo del 92%, se considera que el ataque es potencialmente mortal.
  • Evaluación de la severidad de los enfermos de neumonía para determinar la cantidad de oxígeno necesaria.
  • Evaluación de la severidad de la bronquitis en niños, para determinar el tipo de tratamiento.

Uso del oxímetro en casa

Se recomienda el uso de un oxímetro de pulso en casa, cuando se utiliza equipamiento hospitalario para el cuidado de algún paciente en el hogar, generalmente se utiliza en las siguientes condiciones:

  • Para determinar la cantidad apropiada de oxígeno domiciliario, adecuado a las actividades diarias de cada uno de los pacientes, como la hora de dormir o de hacer ejercicio.
  • Para monitorear a los pacientes que necesitan el uso de un ventilador en el hogar.
  • Cuando un cambio en la condición física de los pacientes requiere de un ajuste en la cantidad de oxígeno requerida para su cuidado.
  • Cuando el paciente deje de necesitar el uso de oxígeno en casa.
  • Para monitorear a niños que han sido sometidos a la cirugía Norwood que se utiliza para arreglar algunas deficiencias en la parte izquierda del corazón.

También se considera necesario el uso del oxímetro en el hogar para investigar algunos posibles efectos de otro tipo de síntomas y enfermedades que pueden desencadenar problemas con la saturación de oxígeno. Aunque no sea necesario, se recomienda el uso del pulsíometro en los siguientes casos:

  • Tratamiento de asma
  • Diagnóstico de hipoventilación nocturna asociada con desordenes neuromusculares.
  • Como técnica de detención en caso de sospechar el padecimiento de apnea.

Recomendaciones

Finalmente te recordamos que en nuestra página puedes encontrar artículos relacionados con el uso del oxímetro, además si requieres monitorear la saturación de oxígeno en tu organismo o en el de algún familiar te recordamos que contamos con  venta de oxímetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *